09 diciembre 2007

Los experimentos, mejor con gaseosa

Ayer El País anunciaba el giro al centro del PSOE. Pretende así ganar las elecciones de marzo. Desde el punto de vista teórico, tiene sentido. Dos partidos compiten por el poder, necesitan el mayor número de votantes; el número de éstos que se consideran “de centro” aumenta es mayor que el que se consider “de izquierdas” o “ de derechas” (o al menos es un número considerable como para despreciarlo). Cuanto más centristas sean, más votos acapararán.

Hace unos años también el PP intentó su giro al centro. En vista de las declaraciones de sus dirigentes los últimos años, parece que no lo consiguió. En el caso del PSOE, es mejor que no lo consiga. Mejor sería que no lo intentase siquiera. Uno de las características positivas de Zapatero y su equipo (que no del conjunto de políticos que integran el partido) es su izquierdismo. Le diferencia del PP, pero también el antiguo PSOE.

Hoy por hoy, el PSOE tiene dos buenas claves para ganar las elecciones. Su política social y el Partido Popular. La primera no la han sabido vender, y la segunda es entendida más como un escollo que una ventaja.

El día que impriman un millón de carteles con los rostros de Acebes, Aguirre, Zaplana y Rajoy en los que se pueda leer ¿Mejor que ZP? tendrán a media España en el bolsillo.

Por ahora que se dejen de giros extraños, no vaya a ser que pierdan las elecciones y se den cuenta, como en algunas dietas, de que también han perdido 3 meses.

3 comentarios:

Alberto dijo...

P.S.O.E
Hace tiempo se le cayó la O de obrero;

desde que se tuvo que ir Felipe Glez. la E de Español está de adorno y se tapa en las CC.AA. en las que no conviene que aparezca lo rojigualda;

de la S de socialista tiene lo que yo de C de cura (quitar el impuesto del Patrimonio no es muy de izdas; repartir cheques-bebé al hijo de la Tyssen como a la "cuidadana" de Carabanchel no es muy de izdas;
Queda la P de Pepiño. Bueno, algo es algo...
La demagogia, la inflación, el déficit, la agitación, el sectarismo... esas sí me parecen señas de identidad.

Tiresias dijo...

Por lo que comentas se ve que la demagogia, la inflación, el déficit, la agitación, etc... van unidas a la P. Si con una P se tiene eso, imagina lo que se tendría con dos...

P.S.: No, no es un recurso al mal menor...

alberto dijo...

Es verdad. Las dos pes de PePe Bono tienen de todo.