04 diciembre 2007

Una de cal...

El pasado domingo, Rusia y Venezuela acudieron a las urnas. Ambos países –y sus dirigentes–, como expuso Moises Naim en El País, tienen muchas similitudes:

Su presidencia ha estado marcada por sus conflictos con los partidos políticos tradicionales, los grupos económicos y los medios de comunicación. Todas estas batallas las ha ganado y hoy controla casi todos los centros de poder político, económico, militar y mediático de su país. (....) En el país del personaje se está llevando a cabo un importante evento electoral que, si bien no es para escoger un nuevo mandatario, es una elección que definirá el rumbo del país por muchos años. De resultar favorable al Gobierno, esta elección llevará a concentrar aún más poder en nuestro personaje. Tanto la oposición como la prensa internacional han acusado al Gobierno de usar los inmensos recursos públicos, así como el control que tiene sobre el árbitro electoral, para garantizar que el resultado sea el deseado por el presidente.


chavez


Todos los pronósticos auguraban una victoria a los detentadores del poder. El historial de Hugo Chávez, que no había perdido ninguna lección, y el historial de América Latina, donde los gobiernos autoritarios y el pucherazo son parte de su folclore, inclinaban la balanza hacia el sí. El referendum era un paso adelante hacia el estado socialista del siglo XXI para unos y un paso más hacia el estado autoritario del siglo XXi para otros. Lo cierto es que el paquete de medidas incluía algunas reformas inocuas y otras que podían poner en riesgo la democracia del país (si es que Venezuela aún goza de un sistema democrático). La tan mencionada reelección indefinida no es tan peligrosa como algunos pretenden. De hecho, en Europa no es usual la limitación del mandato presidencial, (recordemos que en España Felipe González gobernó durante 4 legislaturas). Más peliagudo es el tema del control de los medios de comunicación; pero eso Chávez puede hacerlo sin pasar por las urnas. En cuanto a las nuevas formas de propiedad – pública popular, junto a la actual privada– más de lo mismo: las expropiaciones se han realizado siempre sin necesidad del voto ciudadano.


Aún así, el rechazo al plan de Chávez es una buena noticia. Un militar golpista que abusa del micrófono y se siente libre de insultar al resto de dirigentes mundiales al tiempo que promete la revolución bolivariana como si fuera el paraíso terrenal no ofrece ninguna confianza. Lo que menos necesita Venezuela es un nuevo Yo, el Supremo. Quizá este sea el comienzo del fin de chavismo (aunque la alterativa quizá tampoco sea muy aconsejable). Habrá que verlo.



putin


Muy diferente es la situación en Rusia. Allí el resultad estaba claro. Putin ha arrasado. Rusia Unida, el partido gubernamental, ha obtenido el 63% de los votos. Eso no es mayoría absoluta, es pucherazo puro y duro (en 1982, el PSOE consiguió mayoría absoluta con el 48% de los votos, en 2000, Aznar con el 44%). Si alguien tenía dudas de la ilegalidad de estos comicios, sólo ha que fijarse en los datos de Chechenia, donde Putin –que, por decirlo suavemente, no despierta mucha simpatía– ha logrado el 99% de los votos. Si no fuera trágico, sería para partirse de risa.


Una “anécdota” de estas elecciones (no sé ni porqué las llamo así, pero bueno) es que Andréi Lugovói, acusado por Inglaterra de envenenar al Alexandr Litvinenko, ahora es diputado. Junto con el escaño, consigue la inmunidad parlamentaria.

Y hablamos de tramas maquiavélicas; este Vladimir supera al florentino.

Kapuscinski escribió en Imperio que Rusia era tan grande que era necesaria una mano de hierro para gobernarla. Tristemente, quizá tuviera razón.

1 comentario:

lili dijo...

Ambos que acogio Sarkozy con los honores...y lo esta haciendo mejor aun con Kadhafi. Pero vamos, estamos en la era de la "real politica", seamos pragmaticos: el dinero, el dinero para darnos de comer, y comprar!Pero tendremos que trabajar el domingo,e!
Dictatura de la consomacion, y mas aun, ahora que Sarko controla a los medios de comunicacion (ha cambiado dos veces de directores de dos de los periodicos mas importantes)... Nada mas que decir, y sin embargo tanto por añadir...me da pena.