17 mayo 2008

Palabras sobre Cuba

1.
Desde la subida oficial al poder de Raúl Castro, Cuba vive el comienzo de una transición. Con un poco de suerte -y buena gestión política- la isla dejará de ser una dictadura para convertirse en otra cosa. Es difícil predecir si será una democracia “a la europea”, “a la mexicana” o, como algunos dicen, volverá a ser el burdel de Estados Unidos.

A pesar de reconocer que está en marcha una transición, aún hay quienes se niegan a llamar dictadores a los hermanos Castro. Exacerban los logros de la “revolución” y minimizan sus lacras. “Son fallos el sistema, ningún país es perfecto, “La culpa principal es de Estados Unidos y su bloqueo”, “Todos los cubanos acceden a la educación y la sanidad, no como en otros países”. Son algunas de las frases más usuales.

Sin embargo, una cosa está clara: en Cuba no hay libertad. Sin libertad, ningún sistema merece la pena.

Esta semanas se ha popularizado el blog Generación Y, gracias al premio Ortega y Gasset de Periodismo. Lo escribe Yoani Sánchez, una cubana valiente. Nada más y nada menos. Una chica que se sienta delante de su ordenador, escribe un artículo y espera a tener conexión para publicarlo. Yoani escribe sobre la realidad cubana. Sobre su realidad cubana (no debemos olvidar que en Cuba también hay clases: muchos cubanos no pueden salir de la isla: Silvio Rodríguez, sí). Por eso, no cae muy bien al régimen.

1091232w

Unas fases de su último post:

Me advierten que sobre la mesa de alguna oficina descansa “mi caso”. Un expediente lleno de pruebas de infracciones cometidas, un abultado dossier de ilegalidades que he acumulado en estos años. Los vecinos me insinúan que me disfrace con gafas de sol y que desconecte el teléfono cuando quiera hablar algo privado. Poco, muy poco –me aclaran- puede hacerse ya para que no toquen a mi puerta una mañana bien temprano.

He cometido un delito sistemático y execrable: me he creído libre.

Sus textos son breves, sencillos y contundentes. Los comentarios en cada post se cuentan por miles. Hace 10 días, el gobierno cubano impidió a Yoani salir de la isla para recoger el premio Ortega y Gasset.

Es una prueba tangible. Podrán permitir la entrada a los hoteles o liberalizar la venta de DVDs y teléfonos móviles... Mientras la ciudadana cubana del momento (incluida entre las 100 personas más importantes de 2008, según la revista Time) no pueda volar a Madrid a recoger un premio, Cuba seguirá siendo una dictadura.


2.

El fotógrafo Gervasio Sánchez ha recibido este año el Ortega y Gasset en la categoría de Periodismo Gráfico. Durante su discurso en la recepción del premio tuvo unas duras -y justas- palabras contra el presente y los pasados gobiernos de España sobre la venta de armas al Tercer Mundo.

También recordó a Yoani: “La prohibición provoca un mayor impacto mediático y repercute negativamente en la imagen de Cuba”. Antes había calificado la decisión de La Habana de no dejar salir a la bloguera de “error táctico”.


Gervasio Sánchez es un periodista honesto y valiente; y hace un trabajo fotográfico asombroso. Su proyecto Vidas minadas es para quitarse el sombrero. Sin embargo, discrepo profondamente con él en lo tocante a Cuba.

No es un error táctico. Es falta de libertad. Lo importante no es la imagen de Cuba en el mundo; lo importante, lo que muestra esta decisión, es lo lejos que está Raúl Castro de querer dar alas a los ciudadanos.


3.

Curiosamente, o no tanto, está polémica ha nacido a raíz de un premio otorgado por El País, un diario que ha tenido sus contradicciones con el régimen castrista.

Durante años, era imposible leer una queja seria hacia Cuba. Igual que muchos españoles que se consideraban de izquierdas, el periodico justificaba con reservas el régimen.

Hoy las cosas han cambiado, pero aún quedan voces defensoras. Se pudo comprobar en octubre del año pasado. Era el 40 aniversario de la muerte del Che, y El País escribió un duro editorial. Un extracto:

Ernesto Guevara, el Che, de cuya muerte en el poblado boliviano de La Higuera se cumplen 40 años, perteneció a esa siniestra saga de héroes trágicos, presente aún en los movimientos terroristas de diverso cuño, desde los nacionalistas a los yihadistas, que pretenden disimular la condición del asesino bajo la del mártir, prolongando el viejo prejuicio heredado del romanticismo

El escándalo fue mayúsculo. Muchos ciudadanos quedaron (quedamos) extrañados ante ese cambio de rumbo. Poco después, 250 redactores protestaron y consiguieron publicar una carta al director en el propio diario mostrando su disconformidad con el editorial.

che-pistol-big

En el año 2007 (seguro que hoy también), aún había periodistas que consideraban que el Che Guevara era un revolucionario. Después de haber leído una de las biografías que se han escrito recientemente, es difícil defender su figura. Es difícil justificar cartas como ésta:

Me alegra mucho recibir cartas de personas que se interesan por la actualidad americana.

De toda su exposición le diré que capta mi atención especialmente el tema a que usted se refiere sobre los fusilamientos. Creo que está en un error completo. Los fusilamientos son, no tan sólo una necesidad del pueblo de Cuba, sino también una imposición de este pueblo.

Quisiera que usted se informara por prensa que no fuera tendenciosa para poder apreciar en toda su magnitud el problema que entraña.

Reciba un afectuoso abrazo de su siempre amigo.

Dr. Ernesto (Che) Guevara,
Cmdte. En Jefe Depto, Mtar.
La Cabaña.


4.

En el año 2000 el escritor José Saramago dio una charla en Zaragoza. Al final del coloquio, una mujer preguntó “¿Cómo puede usted seguir siendo comunista, después de las dictaduras de la URSS, de Europa del Este y de Cuba?”. Saramago no respondió directamente. “¿Es usted católica?”, preguntó. La mujer asintió. Entonces lanzó su cien veces repetida réplica. “¿Cómo puede ser usted cristiana, después de la quema de brujas y la Inquisición?”

En abril de 2003, después de los fusilamientos de 3 secuestradores de una lancha para que pretendían emigrar a Estados Unidos, Saramago renunció públicamente a seguir apoyando el castrismo.

Más vale tarde que nunca.

6 comentarios:

Magda dijo...

Querido Raúl, seré breve en comentarte tu post.

Los Castro, como tu los llamas, pueden ser dictadores ahora, pero no siempre lo han sido. Fidel Castro hizo grandes maravillas cuando inició todo su proyecto de gobierno, y durante muchos años.

Desafortunadamente no supo retirarse a tiempo. Si lo hubiera hecho hace 20 años, si hubiera promulgado elecciones, otra cosa hubiera sido.

De ninguna manera se exacerban los logros de la Revolución, son reales, están ahi, existen. Son. Nada ni nadie los puede negar. No todo lo que tiene Cuba es para estarse criticando constantemente y sin reconocerle lo obvio.

Esto de Yoani ha sido todo un espectáculo mediatico que a mi no se si me da risa o me da pena. Una chica a la cual la dictadura le permite que lleguen a su casa las cámaras de Telemundo (de EU, donde trabaja la hermana de Castro, por cierto) para entrevistarla, con su computadora enfrente.

No querido Raúl, las cosas en Cuba no son ni tan negras ni tan blancas. Las hay negras, sí; las hay blancas, sí. Pero son mucho más complejas de lo que parecen.

Y Silvio Rodriguez no sale y entra de Cuba porque haya "clases en Cuba", sino porque va con el sistema, es revolucionario.

Esperemos que EU no vaya a meterse con Cuba ahora que las cosas cambien para Cuba. Aunque lo dudo, EU muere por apoderarse de Cuba y sus riquezas.

Raúl dijo...

Hola Magda,

En este asunto me temo que no puedo ver las tonalidades grises. Admito que la revolución ha tenido efectos postivos en educación o medicina. Pero también durante una democracia (real)Cuba hubiera progresado.

Sin embargo, no puedo tolerar los campos de trabajo, el recorte de libertades, los fusilamientos. Podrás responderme que también en Estados Unidos se dan estos dos últimos fenómenos. Lo sé. Ese países también tiene muchas cosas que mejorar.

Respecto a Silvio, exacto. Si estás con el sistema tienes derechos; si no lo estás, no.


A mi también me extraña que Yoani tenga tanto margen de libertad; pero lo atribuyo a que Raúl Castro está decidido a impulsar y completar una verdadera transición. Espero no equivocarme.

En cualquier caso, deseo lo mejor para esa Cuba y sus habitantes.

Por cierto, visitaré la isla en agosto; a la vuelta espero escribir varios artículos hablando del sistema de primera mano. No voy al típico complejo desde el cual sólo se ve playa, sol y chicas: hemos alquilado un coche y recorreremos varios puntos de la isla.

Y, por supuesto, muchas gracias por pasarte por aquí y tomarte la molestia de comentar.

Magda dijo...

Raul, no creo que haya que ver "tonalidades grises", nadie ha dicho esto, simplemente considero que no hay que descalificar lo obvio: ni los logros, ni las cuestiones negativas de una dictadura actual, que no de siempre.

Ahora, nadie puede "tolerar" todo lo que mencionas, obviamente. Nadie con sentido común diría lo contrario, esto no es tema.

Dije lo de Silvio porque dijiste que se sale de Cuba por diferencia de clases, y esto es totalmente mentira, no es asi, es por ideología. Pero mira, igual sucede en otros países, por ejemplo: en España ya los mexicanos no podemos entrar sino tenemos una buena tarjeta de crédito ¿cómo se le llamaría a esto? Pero esto se queda calladito, nadie dice nada, El pais no lo pone a ocho columnas como el caso de Yoani, todo un caso de luces televisivas y periodísticas.

Y aqui en México, suceden otras cosas que también son detestables. Obviamente que diferentes, pero cada país tiene sus racismos, diferencias, aplastamientos, etc., e igualmente se fusila a un ser humano aunque no sea con una pistola o un rifle, pero no tiene difusión mediatica.

Pero quiere aclarar: esto no quita lo negativo actual de una dictadura, que esperemos acabe para los cubanos. Esto no quiere decir que haya que solapar una dictadura, pero taqmpoco lapidar lo que es transparente en logros desde hace añales. Repito, nada es absoluto ni tan radical, ni de tonos de colores.

Cuba es una país hermoso y maravilloso. Es, además, un país bloqueado por un imperio horrendo. Pobre Cuba si llega a pasar a sus manos, que es su deseo. Cuba también es actualmente un país con una dictadura, si. Y todos deseamos que todo esto cambie.

Un abrazo, Raúl.

Raúl dijo...

Estoy de acuerdo en parte de lo que escribes.

Lo de Silvio era una frase hecha. Sé que no está donde está por dinero, sino por ideología.

En cuanto a la exigencia de una cantidad de dinero para entrar a España, también me parece vergonzoso. Ya he escrito unos artículos sobre la inmigración un el suicidio que supone rechazarla.

Lo de El País, para qué hablar. Hace mucho que dejó de ser el diario de referencia en castellano, diga lo que diga su lema.

En el resto, tengo que reafirmarme en lo escrito. Sólo decirte que me suelen tachar de radical. Aunque yo creo que sólo tengo las cosas claras.

Abrazos.

Magda dijo...

En el mundo existen los mismos violadores de derechos humanos tanto en dictaduras explícitas como en dictaduras disfrazadas, que "dejan vivir libremente", Raúl.

Sí tienes las cosas claras, solo hay que completarlas con las demás caras de una sola moneda. Los absolutos no existen, y sí existe una propaganda mediática cargada a un lado, a ese pleno de conveniencias y negocio. Esto no niega muchas cosas, pero no solo suceden todas estas cosas en Cuba, sino en muchas partes del mundo, y peor, creeme que mucho peor.

Todos estos países ahora con dinero o ricos, se han hecho ricos con base a estos países pobres. Al menos eso ha pasado en Latinoamérica, países que fueron saqueados y vejados y destruidos, y después llega el Imperio y sigue haciendo sus porquerías, y, para completar, las autoridades que tenemos.

En fin querido Raúl, ojalá que todo un dia cambie para mejor, para Cuba y para todos. Pero dificilmente será si el más fuerte, que se hizo y hace fuerte gracias a muchas cosas sucias y violaciones de derechos humanos, sigue metiéndose donde no lo llaman sin ver la paja en el ojo propio y sin respetar a los demás.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Raúl, soy una cubana que esta en estos momentos en Venezuela.Me llama ,mucho la atención lo preocupados que estan por mi país ,unido al desconocimiento que tienen del mismo.Como bien te dice Magda nada es puramente blanco ,ni puramente negro.Si voy a escoger por calidad de vida me quedo con todo lo blanco-negro de mi país. Cierto que no tenemos tanto para comprar y desperdiciar como en los paises capitalistas, pero tenemos la solidaridad humana y valores que por aca ,no hay..En la vida real a los cubanos no n os afecta quíen dirija al país ,ya que estamos claros que quíen sea no nos va a quitar lo logrado , y de lo que carecen millones en el mundo. Cuando de hablar de Cuba se trata lo mismo que hacen todos y por doquiere toma un matiz diferente.lo democrático se vuelve dictatorial.