31 mayo 2008

La historia de Jodie y su fiesta de 16 cumpleaños

En principio este post iba a estar incluido en la sección Frikinoticias. Había encontrado una historia bastante graciosa en El Mundo y era ideal para esta sección. Pero al releer la nota he descubierto que lo mejor no es la historia en sí (llamarla noticia me parece algo exagerado) sino el modo en que está escrita.

Como dicen que dijo Jack el Destripador, vayamos por partes.


1.
Breve resumen de la frikinoticia:

Jodie Hudson, una chica inglesa de familia adinerada cumple está a punto de cumplir 16 años. Reparte invitaciones a través de las redes socias de Internet (Facebook y Bebo). La fiesta tiene lugar en la mansión que sus padres -en proceso de divorcio- tienen en Marbella. A ella acude mucha más gente de la que Jodi esperaba. Se juntan 400 personas, un DJ y mucho alcohol. El resultado es predecible: destrozos, borracheras y sexo.


La historia es relativamente graciosa; recuerda a las películas estadounidenses estilo American Pie. Un pardillo invita a sus amigos a una fiesta, la cosa se desmadra y él acaba pagando los platos rotos.

article-1022756-016AD9E300000578-371_468x309

2
.
Veamos cómo redacta la historia El Mundo.

Titular: “Destrozan una casa en Marbella por una fiesta convocada por Facebook”. La culpa, claro, la tiene Internet. Es curioso, los medios de comunicación, que utilizan Internet para sobrevivir, culpan demasiadas veces a la Red de los errores y los desmanes de las personas.


Entradillas:

  • “Había el rumor de que a los padres no les importaban los destrozos por su divorcio”. Pensaba que los rumores corrían; jamás había leído esta expresión. ¿Será una mala traducción?
  • “Una televisión, sillas y mesas aparecieron en la piscina; rompieron las puertas”. Dos opciones: traductor borracho o incompetente. O, tercera posibilidad, inexistente. ¿Mr. Google Translator?
  • “Quienes estuvieron allí definieron la estampa como una zona de guerra”. Ya empezamos con los clichés. ¿Alguien imagina a adolescentes borrachos o resacosos hablando de “estampas de zona de guerra”?

1212166868_extras_ladillos_2_0

Cuerpo (aquí no comentaré nada; sería demasiado largo: a leer y disfrutar):


“A estas alturas, nadie duda de que es un éxito asegurado convocar a una fiesta a través de Internet. Y más si es en una mansión en la 'glamourosa' Marbella. El problema llega cuando se va completamente de las manos y junto a tu mensaje ha circulado otro que da 'licencia para destrozar'. ¿El desenlace? Unos 400 adolescentes, mucho alcohol y una casa totalmente arrasada.

La celebración del decimosexto cumpleaños de la británica Jodie Hudson se convirtió en una de esas películas estadounidenses en las que todo se desmadra, según una noticia recogida por el periódico 'Daily Mail'. Pero el escenario esta vez ha sido Marbella (Málaga), donde su familia tiene una mansión de 5,5 millones de euros que ha llegado a ser alquilada por algunos futbolistas de la liga inglesa a 5.000 euros por semana.

Jodie quería la fiesta del año y optó por no poner límites. Dejó mensajes tanto en Bebo como Facebook, dos redes sociales de Internet muy de moda entre los jóvenes, donde invitaba a todo el mundo. Hablaba de "la fiesta del año" y "mucho alcohol y un DJ increíble". Alguien sumó un nuevo 'aliciente' y extendió el rumor de que a los padres no les importaba que se destrozara la casa porque estaban divorciándose. Unos 400 adolescentes, con ganas de una fiesta 'salvaje', acudieron a la cita.

La combinación fue explosiva. El descontrol de alcohol derivó en robos de joyas por valor de unos 7.600 euros y bastante ropa de los armarios. Al parecer, lo que no se tiró por la ventana, terminó arrojado a la piscina. Allí se encontró una televisión, mesas y sillas. El destrozo continuó con el resto del mobiliario, especialmente las puertas. Quienes estuvieron allí definieron la estampa como una "zona de guerra". Entre tanto caos, gente totalmente ebria por el suelo y pequeñas y grandes dosis de sexo.

Entre los testimonios de los que se ha hecho eco el diario británico, están los que hacen referencia al momento en el que llegó la policía. "La gente escapó en todas direcciones pero los agentes consiguieron parar a algunos y registrarles los bolsillos y los bolsos. Pero ya era demasiado tarde y la mayoría se había ido".

A los padres no les ha hecho ninguna gracia. Un amigo de la madre asegura que ha estado varios días sin dirigirle la palabra. La propia Jodie dice en Bebo que la reacción fue más fuerte y acusa a su madre de pegarle un puñetazo y castigarla hasta verano. De momento, no parece arrepentida.”

hudson 3.jpg

3.
Busco en Google Noticias y aparecen 4 resultados de la misma historia. Todos cuentan – más o menos- lo mismo. Lo mejor son los detalles, los divinos detalles, que diría el amigo Nabokov.

article-1022756-016ADB7500000578-271_468x631

3.1.
La Opinión de Málaga comienza así la nota: “Se le fue de las manos. Jodie Hudson quería celebrar su fiesta de cumpleaños por todo lo alto y vaya si lo logró.” Bueno, aceptamos barco. Continúa. Según ha podido saber el diario andaluz, los adolescentes que acudieron a la fiesta lo hicieron, por lo visto, “con bastantes energías.” Para terminar, la redactora, bautizada con el improbable nombre de Princesa Sánchez, escribe: “Lejos de parecer arrepentida, seguro que la próxima vez se piensa mejor a quién invita a sus fiestas.” Primero, la frase no tiene sentido; por un lado expresa una oposición y por otro una continuidad. Princesa necesita clases de redacción. Y segundo, ¿cómo sabe que Jodie no está arrepentida? Es tan fácil juzgar a las adolescentes borrachas...

article-1022756-016A9D4200000578-147_468x335

3.2.
El Confidencial también aporta su estilo. Comienza: ”Marbella vuelve a ser noticia por sus multitudinarias fiestas nocturnas, pero no porque algún famoso tipo Gunilla von Bismarck haya resucitado las noches de la ‘jet set’ en la Costa del Sol, sino por una adolescente británica, Jodie Hudson, que arrasó la casa de sus padres con una macro fiesta convocada por Internet.” Un poco largo, pero no está mal, a lo Matías Prats. A mitad de texto podemos leer que fue la madre quien describió su casa como una zona de guerra. ¿En qué quedamos? También hay dudas sobre el origen de la historia; mientras El Mundo y La opinión de Málaga citan al Daily Mail como fuente, este medio ha tomado su foto -presuntamente, claro está- del Daily Telegraph. Todo un enigma. Como no podía ser de otro modo, la nota termina -cual fábula medieval- con una advertencia contra los peligros de Internet: “Jodie se une a otros adolescentes que se han hecho célebres gracias a las redes sociales de Internet y su talento para organizar fiestas inolvidables. Todo un aviso para los padres.”

55

3.3.
20 Minutos comienza con un titular contundente: “Una británica de 16 años convierte la villa de sus padres en Marbella en zona de guerra". ¡Eso es arte! Pero la maestría decae al poco de empezar. Una de las entradillas reza: “Afirmaba en Facebook que no importaban los destrozos que provocaran porque sus padres estaban divorciados”. Me crecen las dudas. ¿Los padres se estaban divorciando o ya estaban divorciados? Tiene su importancia. Y, ¿fue ella misma la que propagó el rumor o fue un amigo/a malintencionado? Aquí la historia podría dar un vuelco absoluto. El gratuito termina: “Jodie, que no parece muy arrepentida, ha llegado a acusar a su madre de pegarle un puñetazo cuando se enteró. Sin embargo, el enfado de la progenitora es normal”. ¿Cómo sabe este diario que Jodie no está arrepentida? ¿Habrá contactado con ella? Otro redactor igual que Princesa... La última frase parece señalar que la madre dio un puñetazo a la díscola hija. Pero este extremo, creo haber entendido, no está confirmado. Supongo que Jodie lo habrá contado también a 20 Minutos.

article-1022756-016ADB7D00000578-274_468x286

4
Una historia apasionante y con mil detalles y perspectivas, en definitiva. Quizá para llegar al magma de la noticia – no puedo resistirme; sí “noticia”- lo mejor sea hacer un esfuerzo lingüístico y leer la nota original. Aquí lo que escribió el prestigioso periódico Daily Mail. De él he extraído las fotografías que han salpicado este largo -pero sin embargo imprescindible para conocer la verdad sobre Jodie- post que ya llega a su fin.

1 comentario:

magda diaz dijo...

¡Dònde estaba la madre y donde el padre cuando la fiesta! Si se estaban divorciando o si ya estaban divorciados, es intrascendente. La hija de 16 años harà una fiesta y ¡se vigila! obviamente. Por ejuemplo ¿No habia sirvientes que avisaran a los pares lo que estaba sucediendo?

La chica por supuesto que merece un buen escarmiento, no golpes, por supuesto, pero si corregirla porque sino dentro de unos años quema el coche, o cosas semejantes.

Ahora, que los periòdicos usen tìtulos como el comentas, usando a internet como causa, es para enganchar la nota: el amarillismo periodìstico.

Pobre chica, en el fondo es una vìctima màs de los problemas familiares, de la època, del descuido y desamor o desuniòn a su alrededor.