05 junio 2007

ETA rompe la tregua

Un escorpión que deseaba atravesar el río le dijo a una rana:
-Llévame a tu espalda.


-No -contestó la rana- Te conozco: si te llevo a mi espalda, ¡me picarás y me matarás!
-No seas estúpida -le dijo entonces el escorpión- ¿No ves que si te pico te hundirás en el agua y que yo, como no sé nadar, también me ahogaré?

Los dos animales siguieron discutiendo hasta que la rana fue persuadida. Lo cargó sobre su espalda y empezaron la travesía.
En medio del gran río, de repente el escorpión picó a la rana. Ésta sintió que el veneno mortal se extendía por su cuerpo y, mientras se ahogaba, le gritó:

-¿Pero qué has hecho?
-No puedo evitarlo -contestó el escorpión antes de desaparecer en las aguas- Es mi naturaleza.

5 comentarios:

Tiresias dijo...

Un poco facilón, ¿no?

Lo que no dice la historia es que un buitre (algunos dicen gaviota) que pasaba por allí, viendo la situación, aprovechó para darse un festín con los cuerpos flotantes de los infortunados protagonistas.

Petrusdom dijo...

Lo que no dice la historia es que una hiena americana que miraba desde la otra orilla, comenzó a llorar de alegría porque otro país de la vieja Europa continuaría el camino de la entropía tan beneficioso para sus objetivos empresariales.

Anónimo dijo...

¿Tregua? ¿Que tregua?

Gafapasta dijo...

El chiste de El Roto de ayer, seis de junio en El País viene a decir algo muy similar pero en una imagen.
Búscalo

Isa dijo...

Lamentablemente así es la cruel realidad, una fábula sangrienta donde los animales más animales ostentan el poder.