23 enero 2009

Escondidos en Brujas

Pequeña gran película.

2 asesinos a sueldo son obligados por su jefe a esconderse en Brujas. Allí pasearán por las calles, beberán cerveza, conocerán a gente extraña... Todo mientras esperan la llamada que les permita volver a Londres.

Nunca me ha gustado Colin Farrell. Aquí está divertido y tierno. Cae bien. Su compañero, Brendan Gleeson, es un actorazo, sobran los elogios. El jefe, Ralph Fiennes, recuerda al sádico nazi que interpretó en La lista de Schindler.

Tiene un cierto regusto a Chocolat. Como si todo pudiera ir mejor y hasta los asesinos a sueldo fueran, al cabo, buena gente.

Lástima que pasase inadvertida.

1 comentario:

LUIS dijo...

hola raul,precisamente vi esta peli ayer que se me escapo del cine y es de lo mejor que he visto ultimamente.Me perecio simpatica y muy original a la vez que la violencia que tiene es dura pero no resulta desagradable,el ambiente que se crea en la pelicula es autentico.ciao