17 enero 2010

La cinta blanca no habla del nazismo

Dicen que la nueva película de Michael Haneke habla de los orígenes del nazismo. Falso. Dicen que deja el estómago y la mente encogidos. No es para tanto, mas dura es Funny games. Dicen que es su mejor película. Cierto.

La cinta blanca muestra la vida de un pueblo muy concreto en una fecha muy concreta. Un rincón de Alemania en 1913. En ella, Haneke, como los grandes artistas, profundiza en lo particular para hablar de lo general. Porque -no nos engañen con publicidad, por favor- lo que ocurría en ese lugar era moneda común en Europa. Y no sólo en 1913. el noble manda, el cura maneja las mentes, el médico maltrata y el maestro sobrevive.



Palizas, torturas, incesto, insultos, humillaciones, suicidio... Nada nuevo. Es cierto que los niños de la película, la crecer, serán nazis. Pero ¿y los niños franceses, españoles, ingleses?

La película es un retrato certero de los peligros de la incultura, la necedad, la opresión y el fanatismo. Michael Haneke ha sabido unir sus temas de siempre con unas bellas imágenes un montaje que sugiere en lugar de mostrar. En efecto, su mejor película.

2 comentarios:

Philippe dijo...

Por favor no vayas a ver esta película. Nunca me he sentido tan engañado por pagar una entrada de cine. Porque demonios se habla tanto de ésta bazofia y timo de película? Porque está hecha en blanco y negro y salen los personajes en primer plano que parece que se te echan encima? Y lo que me revienta es que fuí a verla porque decian que era una reflexión sobre como un alemán corriente se podía convertir en un nazi. Y no sé que tiene que ver ésta película con el origen del nazismo. ABSOLUTAMENTE NADA. Para eso prefiero ver la de Malditos Bastardos de Tarantino. PERO QUE SNOB ES LA GENTE A VECES !!!!! El Haneke éste se merece el exterminio

Sergio dijo...

Totalmente de acuerdo con Philippe, es un completo Timo esa pelicula!